“Del Ego y otros Venenos…”

¿Realmente somos conscientes de lo que nos rodea?

 

Mientras las ciudades de este mundo amanecen en diferentes usos horarios, empieza un nuevo día para los ciudadanos del planeta. Lamentablemente este globo terráqueo esta sumergido en tres grandes venenos para la mente humana; la ira, la codicia y la ignorancia.

            Quiero hablar de cada uno de ellos por separado e introducirme en su modus operandi, desde una postura ególatra posiblemente, porque la verdad total se me presenta inalcanzable.

 

            El primero de ellos, la ira, nace directamente de la mente. Algunos creen que procede del corazón. Yo pienso que eso es un recurso artístico para hacerla mas emocionante y romántica, e incluso me atrevería a decir que justificada. Pero lo cierto es que nuestra mente es la que genera todos los pensamientos negativos que podemos tener en un día. Os sugiero hacer una prueba durante un día, observar con atención las actitudes de las personas que os rodean en un día cualquiera de vuestras vidas. Prestad atención y contad cuantas actitudes irascibles veis. Será sorprendente ver la cruel realidad a través de los ojos de uno mismo, parece que la hace mas demoníaca.

            Es recurrente encontrar a conductores que no tienen paciencia con personas mayores, madres trabajadoras cuyo stress es revertido en sus hijos en forma de gritos incontrolados, personas que han encontrado en el alcohol una forma de evadir el mundo cruel que les rodea pero que les desinhibe y hace que su mente no tenga control, maltrato a animales, palizas a homosexuales, mujeres sometidas a torturas, políticos que han encontrado en la corrupción una fuente de inspiración.., podríamos continuar durante muchos párrafos más, o leer la prensa diariamente. La pregunta sería, ¿En que estado mental están las personas que comenten estos actos?. Los estados prolongados de sufrimiento hacen estragos en nuestras mentes, ¿estamos entonces condenados a convertirnos precisamente en lo que quremos evitar?. No podemos olvidar que el entorno que nos rodea, afecta en nuestras decisiones, ¿Somos inmunes a la ira?, ¿Porque entonces recurrimos a ella?, ¿Donde nace la ira?.

 

            Nuestra segundo demonio es la codicia, tan etérea como tangible, convertida en monedas o billetes, casas, obejtos, deseos, emociones,….

            Lo cierto es que la humanidad cae constantemente en la codicia, tememos perder lo que poseemos, y queremos más. La afirmación que hace mucha gente para este veneno es muy justa, depende de como se mire, y es decirnos a nosotros mismos “Creo que me merezco esto”, sería interesante plantear si lo afirmamos cuando se trata de algo negativo. ¿Realmente somos totalmente justos al afirmar que nos merecemos las cosas que tenemos?. Hay algunos que piensan que tener dinero les hace felices, pero hay otra clase de personas que piensan justo lo contrario, es decir, si tienen un buen fajo de billetes en su mano no podrán ser felices nunca. En este caso parece que es nuestra mente nuevamente quien dictamina que nos hace felices. Pero la realidad de este mundo es que algunas personas que viven en un ático de la quinta avenida de nueva york necesitan del prozac, mientras otros dormitan en cuatro paredes de cartón con un cuenco de arroz hervido sin saber exactamente que es prozac. ¿Sabemos distinguir si somos codiciosos o no? ¿La codicia nos hace felices? ¿Podemos afirmar con rotundidad que nunca hemos probado de ese veneno?.

 

            ¿Existe algún antídoto para la ignoracia?. He tenido la oportunidad de encontrarme con personas en mi vida que elegían no ver los informativos en televisión.

La respuesta más repetida es “Siempre dan malas noticias”. ¿Podríamos etiquetar esta postura de ignorante o no? ¿Nos hace más felices no saber que pasa mas allá de nuestra zona de confort?. Podríamos plantearlo como una situación de empatía, de conocimiento o incluso de masoquismo. Está claro que no lo podemos saber todo, pero realmente no prestamos atención siempre a los que nos dicen. Bien por que consideramos que la información que se está intercambiando en ese instante no es de nuestro interés o simplemente porque no quiero escucharlo, lo aderezamos con “no tengo tiempo”, “no me interesa”, “eres un plasta”, “siempre la misma historia”, “estoy liado”, “no ves que estoy ocupado”, “no es asunto tuyo” o “Es mi opinión y punto”. ¿Podrías hacer recuento de las personas a las que has ignorado de forma consciente?¿Y podrías hacer recuento de las personas a las que has ignorado de forma inconsciente?, supongo que en función de los resultados se podrían concluir diferentes teorías, pero la pregunta sería ¿porque y bajo que circunstancias ignoramos de forma consciente e inconsciente?.

 

            Quiero decir ante todo que yo he caido presa de estos demonios, pero en este post he querido compartirlo con vosotros como reflexión…..

Anuncios

Publicado el junio 12, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Menudo post más profundo! !! No es lo mejor para quitarse las legañas, pero no ppr ello menos interesante y realista. Todos hemos caído alguna vez, y seguramente lo volveremos a sentir.
    Qué razón tienes cuando dices que la ira procede de la mente, y por tanto, es controlable si se tiene voluntad. Aquellos que dicen que es algo que les nace del estomago, del corazón o les de por decir. El asunto es “yo no decido, no lo controlo, la culpa es de los demás por llevarme a este punto”
    La codicia es como el alud, que cada vez va a más. Ya nos educan en una sociedad que vende que cuanto más tengamos, más felices seremos, y nos vestimos con un manto de condescendencia para aquellos que tienen menos que nosotros.
    Y la ignorancia..bueno, es algo de lo que tiramos cada vez más a menudo. Vivimos en un mundo lleno de información, pero hay que filtrarla, no podemos mirarlo todo!pero ya decidimos ignorar algo, y así.
    En fin…gran post. ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Eariandes

Un rincón donde se muestran poemas, relatos, opiniones, imágenes, música... en fin, un cajón desastre

veriena

El Ghetto de la Osadía

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: